Desafíos De Salud Pública En La Agenda De Los Gobiernos

Buenos Aires, 6 de agosto de 2018. Organizaciones no gubernamentales y expertos y referentes mundiales en salud reunidos en el C20 (Civil 20) instan a los gobiernos del G20 a incorporar temas clave de salud pública en su agenda de noviembre 2018.

“El G20 tiene más poder para lograr un impacto sobre el desarrollo internacional que cualquier otro organismo global. En conjunto, el G20 representa el 85% del producto bruto mundial, el 80% del comercio mundial y aproximadamente la mitad de la superficie terrestre. Debido a su poder económico y su influencia, las políticas de salud desarrolladas por el G20 para abordar las amenazas sanitarias mundiales existentes y emergentes le puede marcar el rumbo al resto del mundo”, explica el Dr. Jorge Saavedra, MD MPH MSc, Director Ejecutivo del Instituto de Salud de AHF Global en la Universidad de Miami. Por su parte, Loretta Wong, Directora Senior de Abogacía de AHF Global agrega que “la cumbre del G20 bajo la presidencia de la Argentina es una oportunidad para que los líderes mundiales reafirmen su compromiso de poner fin a la epidemia del VIH/Sida y abordar los desafíos mundiales relacionados con la salud pública”.

Anualmente, 1 millón de mujeres, niños y hombres mueren por causas relacionadas con el SIDA, el equivalente a una gran ciudad aniquilada cada año por una enfermedad crónica que actualmente es tratable y prevenible. Desde un punto de vista socioeconómico, la pérdida de vidas en esta escala, particularmente entre personas en la plenitud de la vida, representa el derroche de un potencial humano inestimable para innovar, construir comunidades, formar familias y mejorar el mundo en muchas otras facetas de la existencia humana.

Mientras que hoy en día el VIH/Sida aparece en los titulares con mucha menos frecuencia, la magnitud de su impacto continúa siendo impactante. Según las últimas estimaciones disponibles, entre 30,8 millones a 43 millones de personas viven con VIH en todo el mundo, y aproximadamente 1,8 millones contraen el virus anualmente. Muchxs desconocen su estado y, por lo tanto, no pueden dar los pasos necesarios para evitar una transmisión posterior. A pesar de los avances en los métodos de tratamiento y prevención, la tasa de nuevas infecciones ha disminuido en sólo un 11% desde 2010, un ritmo demasiado lento para poner el VIH/Sida bajo control.

Al mismo tiempo, las donaciones de los gobiernos para combatir el VIH/Sida en los países de bajos y medianos ingresos han disminuido sostenidamente hasta llegar a US$ 7 millones en 2016, después de alcanzar un máximo de $ 8,6 mil millones en 2014. La combinación de fondos de gobiernos y fuentes nacionales se ha mantenido prácticamente estable desde 2012 en un promedio anual de aproximadamente US$ 19.000 millones.

Como lo demuestran las cifras epidemiológicas y financieras, el mundo parece estar atascado respecto a la respuesta al VIH/Sida. A menos que se tomen medidas para revigorizar y financiar completamente las prioridades más urgentes de la salud pública mundial, la brecha económica y tecnológica global seguirá creciendo, ampliando el riesgo de inestabilidad mundial, la conflictividad social y el decrecimiento del desarrollo económico.

En este marco, los miembros del G20 deben acordar y poner en práctica medidas concretas para abordar los siguientes desafíos apremiantes de la salud pública global:

  1. Financiamiento: los países del G20 deberían aumentar sus contribuciones al Fondo Mundial de Lucha contra el VIH/Sida, la Tuberculosis y la Malaria y, en términos más generales, exigir fuertes compromisos bilaterales y multilaterales con la ayuda exterior para la salud pública.
  2. Accesibilidad a medicamentos: los países del G20 deberían eliminar los obstáculos a la importación y la producción nacional de medicamentos genéricos accesibles que son esenciales para la salud pública, especialmente en los países de ingresos bajos y medios.
  3. Testeo y tratamiento al VIH: en ausencia de una cura o una vacuna efectiva para el VIH, la forma más efectiva de controlar la epidemia del VIH/Sida es brindar servicios de testeo y tratamiento del VIH a la mayor cantidad posible de personas por lo que los gobiernos deben generar políticas para mejorar el alcance de las pruebas de VIH.
  4. Resistencia antimicrobiana: la resistencia a los antimicrobianos representa una tremenda amenaza para la salud pública internacional. Con la aparición de muchos agentes patógenos resistentes a los medicamentos, como la gonorrea, la tuberculosis y otros, el riesgo de pandemias imparables crece constantemente. El mundo debe abordar este problema aumentando significativamente la inversión en investigación y prepararse para brotes.
  5. Enfermedades tropicales desatendidas: como se demostró en el brote de Ébola del 2014, ignoramos las enfermedades tropicales desatendidas a nuestra cuenta y riesgo. El costo de no estar preparados para un brote inevitable en un mundo interconectado podría significar la pérdida de millones de vidas, graves interrupciones en los viajes y el comercio a nivel mundial y perdurables costos para la reconstrucción de las comunidades afectadas.

 

“Los países del G20 representan miles de millones de dólares en actividad económica cada año. En contraste, abordar esos desafíos urgentes de salud pública requeriría sólo una inversión adicional mínima que produciría beneficios sustanciales para la economía mundial en términos de capital, reducción de perturbaciones económicas y un mundo más saludable para todas las personas”, destaca el Dr. Saavedra.

En tanto, en relación a la situación de la Argentina, el Dr. Miguel Pedrola, director científico de AHF para Latinoamérica y el Caribe, considera que “el gobierno ha delineado los principales puntos de prioridad para su presidencia del G20, con el foco en abordar la brecha social y económica que continúa ampliándose por la innovación tecnológica y la automatización. Sin duda, este problema merece atención, pero es importante señalar que la brecha digital se ve agravada por cuestiones más fundamentales y aún no resueltas”. Y agrega: “desde su lugar de presidente del G20, Argentina cuenta hoy no sólo con la posibilidad sino con la responsabilidad de ser la voz de quienes se encuentran más invisibilizados, quienes verdaderamente sufren las inequidades del sistema de salud y quienes terminan siendo, por lo general, estigmatizados y discriminados”.

Otro tema a considerar es el estado actual de la situación respecto de las metas propuestas por la OMS-OPS para el 2020 definidas como “90/90/90”, es decir, aumentar al 90% la proporción de personas con VIH que conocen su diagnóstico, incrementar al 90% aquellas bajo tratamiento antirretroviral, y que el 90% bajo tratamiento tenga carga viral suprimida. Al respecto, la Argentina presenta las siguientes cifras:

METAS ARGENTINA

“Estas cifras demuestran que en la Argentina debemos incentivar el diagnóstico de VIH y su tratamiento precoz, y desterrar aquellos mitos que obstaculizan el recorrido a su cura”, concluye Pedrola.

 

 

Acerca de AIDS Healthcare Foundation

AIDS Healthcare Foundation (AHF) es una ONG internacional con sede en Los Ángeles (EE.UU), fundada en 1987 con el objetivo de dar un servicio de excelencia sin costo para pacientes con VIH. Los pilares que definen a AHF son:

  • PREVENCIÓN, a través de la realización de testeos rápidos de VIH y la distribución gratuita de condones (marca LOVE e ICON).
  • ATENCIÓN CLÍNICA, se busca brindar el mejor cuidado médico para el paciente sin costo alguno.
  • INCIDENCIA POLITICA, seguimiento de la agenda política para intervenir en el mejoramiento de la calidad de vida de personas con VIH.

Financiamiento. En Estados Unidos su financiamiento proviene de un 30% de clínicas que brindan servicios de salud, un 50% de las farmacias, un 15% de las cadenas de ropa de segunda mano y un 5% de donantes. De ese modo AHF consigue recursos para apoyar económicamente a más de 800.000 personas en 40 países.

En la actualidad es la organización de lucha contra el SIDA más grande del mundo. Ofrece sus servicios médicos gratuitos a más de 800 mil personas en 40 países alrededor del mundo, incluyendo en el caso de Latinoamérica y el Caribe a: México, Guatemala, Argentina, Paraguay, Bolivia, Chile, Colombia, Panamá, Nicaragua, Jamaica, Trinidad y Tobago, Haití, República Dominicana y Perú.

AHF Argentina: inició su programa en el 2013. Actualmente brinda testeos rápidos de VIH en 14 provincias del país en alianza con 30 ONGs. Además, distribuye condones de su marca propia LOVE, fabricados en Argentina. Apoya a más de 11.000 pacientes en clínicas distribuidas por el territorio argentino. En el primer año, administró más de 15.000 pruebas de VIH. En el 2017 repartió casi un millón de preservativos y realizó 36.000 test de VIH, superando la cifra de 2016, cuando realizó 30.000 pruebas en distintos espacios de toda la Argentina. El 1% de las 36.000 personas testeadas ese año tuvieron su nuevo diagnóstico de VIH y más del 95% de los mismos fueron vinculados efectivamente al sistema salud.

 

Acerca del C20.  https://civil-20.org

Este año Argentina tiene la presidencia del G20 (Foro de 19 países industrializados y emergentes junto a la Comunidad Económica Europea) y la posibilidad de ser vocero de las inequidades que existen en nuestra región aunque también en nuestro país. El G20 tiene grupos asesores ad hoc que aportan en la dicusión de la agenda de los Presidentes, intentando direccionar el norte de las políticas mundiales. Estos grupos se forman por intereses comunes y están integrados por personas (activistas, empresarios, políticos, etc) que muchas veces tienen objetivos diferentes. Existen actualmente siete grupos de afinidad que representan al sector privado (Business 20), sector social (Civil 20), los sindicatos (Labour 20), la comunidad científica (Science 20), la comunidad académica (Think 20), las mujeres (Women 20) y la juventud (Youth 20). Más información en: https://civil-20.org/c20-face-to-face-working-group-meeting/